Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
Consejos para contratar adolescentes en tu negocio | Blog de Allstate

4 cosas que debes saber antes de contratar a tu adolescente

Si eres dueño de un pequeño negocio y tienes tareas simples que te gustaría delegar, contratar a tus hijos adolescentes puede ser una situación beneficiosa para ambos. Tus hijos pueden aprender habilidades básicas de trabajo y ganar un poco de dinero, mientras que tú obtienes ayuda adicional en la oficina… Allstate https://i0.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2015/12/yoiti.jpg?fit=684%2C340&ssl=1

Si eres dueño de un pequeño negocio y tienes tareas simples que te gustaría delegar, contratar a tus hijos adolescentes puede ser una situación beneficiosa para ambos. Tus hijos pueden aprender habilidades básicas de trabajo y ganar un poco de dinero, mientras que tú obtienes ayuda adicional en la oficina y una deducción fiscal.

Annette Nellen, profesora de contabilidad y finanzas en la Universidad de San José, dice que si estás pensando en contratar empleados que son parte de tu familia, necesitas asegurarte que:

  1. Las responsabilidades y horas laborales estén documentadas apropiadamente.
  2. La paga sea apropiada para las tareas.
  3. Que tus hijos tengan la edad suficiente para manejar razonablemente las responsabilidades del trabajo.

Según Nellen, no se trata de darle una mesada a tu hijo y conseguir una deducción de impuestos al hacerlo.

Tomando esto en cuenta, aquí hay algunas cuestiones que debes recordar cuando estés pensando en contratar empleados con los que tengas una relación  padre-hijo y quieras expandirla a “jefe-empleado”.

Paga una salario justo

Si tu hijo o hija limpia tu oficina y tritura documentos, el sueldo mínimo podría ser un salario apropiado. Sin embargo, Nellen dice que si él o ella puede ayudarte con las redes sociales, a investigar información relacionada a tu trabajo, a reparar tu computadora o a llevar a cabo otras tareas de nivel más alto, puedes pagarle lo que le pagarías a un empleado externo por esos trabajos.

Otra recomendación de Nellen es pagarle a tu hijo con dinero de verdad. Esto puede parecer obvio, pero el IRS ha visto casos en los cuales algunos padres han tratado de afirmar que los servicios de tutorías o tarjetas de regalo otorgadas a sus hijos eran considerados como “pagos”. No lo son. Tal y como menciona Nelle, dales un cheque, como lo harías con cualquier otro empleado.

CTA Image

Conoce más sobre el Seguro de Pequeños Negocios

Infórmate sobre los impuestos

Dentro de las recomendaciones de Nellen también se encuentra presentar un formulario W-2 anual para tu adolescente, así como cualquier otro documento fiscal requerido por tu estado. Si no estás seguro de los documentos que necesitas presentar, ella sugiere consultar a un profesional de impuestos de negocios. Y si contratas a menores de 18 años, su paga no está sujeta a impuestos de Medicare y Seguro Social. Si tu hijo o hija tiene menos de 21 años, su sueldo no está sujeto a impuestos federales de desempleo.

Dependiendo de la situación general de los ingresos de tu hijo o hija, y cuánto le pagues en un año, Nellen menciona que puede que no debas pagar ningún impuesto federal o estatal sobre las ganancias de tu pequeño negocio. Tu asesor fiscal puede ayudarte a determinar si éste es el caso.

Considera la ayuda financiera para la universidad

Si tu hijo o hija está en la universidad o irá ahí pronto, Nellen recomienda tomar en cuenta que lo que les pagues podría afectar tu habilidad para obtener ayuda financiera. Las fórmulas federales de ayuda financiera asumen que un 35 por ciento de los bienes de tu hijo* serán usados para pagar su universidad y reducirán la ayuda financiera recibida. Eso significa que si tu hijo es elegible para ayuda financiera y tiene $5,000 en el banco por el trabajo que hace para ti, su ayuda financiera podría reducirse en $1,750 (o 35 por ciento). Por supuesto, tal y como menciona Nellen, esto no es una razón para evitar contratar a tus hijos, pero es importante tenerlo en mente.

No te preocupes por las señales de advertencia 

Como menciona Nellen, contratar a tu hijo o hija no va a causar automáticamente una auditoría a tu pequeño negocio. Pero en caso de ser cuestionado por el IRS, debes poder demostrar que el trabajo es necesario para el negocio y que no fue inventado para recibir una deducción de impuestos. Recuerda que, según lo compartido por Nellen, muchos dueños de negocios contratan a sus hijos y esto está bien, siempre y cuando lo hagan de manera legal y responsable.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.