Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
Maneras de darle prioridad hacia la jubilación | Blog de Allstate

4 maneras de darle prioridad a tu jubilación si empezaste tarde

Tienes más de 30 o 40 años y todavía no has ahorrado mucho para la jubilación. No tengas pánico. Aquí hay cuatro consejos para ayudarte a ahorrar para la jubilación si comenzaste tarde. 1. Maximiza los fondos de jubilación Haz de los ahorros para la jubilación tu máxima prioridad. Si tu empleador ofrece… Allstate https://i2.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2018/08/man-in-plaid-shirt-sitting-at-kitchen-counter_iStock_cropped.jpg?fit=684%2C456&ssl=1
Hombre con camisa a cuadros

Tienes más de 30 o 40 años y todavía no has ahorrado mucho para la jubilación. No tengas pánico. Aquí hay cuatro consejos para ayudarte a ahorrar para la jubilación si comenzaste tarde.

1. Maximiza los fondos de jubilación

Haz de los ahorros para la jubilación tu máxima prioridad. Si tu empleador ofrece un plan 401(k), 403(b) u otro tipo de cuenta de jubilación, contribuye con la mayor cantidad de dinero posible. Puedes encontrar los límites máximos de contribución para un plan 401(k) o 403(b) en el sitio web del Servicio de Impuestos Internos* (IRS por sus siglas en inglés). Estos límites se actualizan anualmente, y el IRS también permite a los contribuyentes elegibles que tienen 50 años o más realizar una contribución de actualización* adicional, cuyo monto también se actualiza anualmente.

También puedes calificar para contribuir a una cuenta individual de jubilación, o IRA, por sus siglas en inglés. Hay dos tipos de cuentas IRA: Tradicional y Roth. Las cuentas IRA tradicionales te permiten potencialmente diferir impuestos sobre tus contribuciones hoy, mientras que las cuentas Roth IRA te permiten retirar dinero exento de impuestos durante la jubilación si se cumplen todos los requisitos.

La mayoría de los contribuyentes son elegibles para contribuir a una IRA tradicional, y tu contribución podría ser (total o parcialmente) deducible de impuestos dependiendo de tus ingresos y de si estás cubierto por un plan de jubilación en el lugar de trabajo. El IRS cambia estos límites de ingresos anualmente, así que consulta tu sitio web para conocer los límites más recientes o la Publicación 590 del IRS.

Alternativamente, la mayoría de los contribuyentes es elegible para contribuir (total o parcialmente) a una cuenta Roth IRA si tus ingresos están dentro de ciertos límites. Consulta el sitio web del IRS para obtener un desglose completo de la elegibilidad para ambos tipos de cuentas.

Independientemente de si eliges una cuenta IRA tradicional o Roth IRA, el IRS dice que puedes contribuir hasta el máximo anual limitado por la menor compensación obtenida o el límite del IRS.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

2. Paga tus deudas

Otra prioridad es eliminar deudas  lo más rápido posible. Revisa tu presupuesto y haz un plan para pagar tus deudas. Comienza haciendo frente a las deudas de altos intereses, como las tarjetas de crédito. Si has tenido un problema con la deuda de tu tarjeta de crédito en el pasado, puedes considerar cambiar a una tarjeta de débito o un estilo de vida de pago en efectivo como medida de protección contra el endeudamiento de tarjetas de crédito en el futuro.

Una vez que hayas pagado la deuda de tu tarjeta de crédito, haz frente a otras deudas pendientes, como préstamos para estudiantes o préstamos para automóviles.

Es posible que debas realizar cambios importantes en tu presupuesto para aumentar tus contribuciones de jubilación y pagar las deudas. Considera reducir las comidas en restaurantes, la ropa, las vacaciones y otras compras discrecionales, o busca maneras de aumentar tus ingresos. En algunos casos, es posible que debas tomar medidas más drásticas, como reemplazar tu automóvil con un modelo anterior o incluso mudarte a una casa más pequeña.

3. Paga tu casa

Idealmente, intenta jubilarte después de que estés libre de hipotecas, para que no tengas que preocuparte por pagar esa factura. Aquí hay un truco: comienza a pagar tu hipoteca cada dos semanas en lugar de hacerlo mensualmente.

Digamos que el pago de tu hipoteca es de $2,000 por mes. En lugar de pagar el monto total cada mes, divide la cantidad a la mitad — a $1,000 — y envíala a tu acreedor cada dos semanas. Debido a que hay 52 semanas al año, enviarás 26 pagos ($26,000), en lugar de 12 pagos ($ 24,000). Como resultado, harás un pago extra. Esta estrategia te permite pagar tu casa más rápidamente de lo que lo harías de otra manera y puedes acelerar tu progreso hasta jubilarte libre de hipotecas.

Consulta con tu acreedor para asegurarte de no tener ninguna penalidad por pago anticipado antes de comenzar.

4. Replantéate la jubilación

Por último, imagina cómo te gustaría que se vea tu jubilación. ¿Puedes trabajar a tiempo parcial? ¿Podrías generar otras fuentes de ingreso, como el ingreso producto de la renta de una propiedad o las regalías de algún trabajo creativo? ¿Podrías trabajar por tu cuenta u ofrecer consultoría? O bien, ¿podrías mudarte a un área con un costo de vida más bajo? Cuanto más flexible seas, mejores serán tus posibilidades de disfrutar de una jubilación más segura desde el punto de vista financiero.

No te preocupes por el hecho de que estás empezando tarde. En todo caso, ten el consuelo de que estás empezando desde una edad temprana como la actual. Aún puedes disfrutar de una jubilación segura, siempre y cuando te mantengas enfocado y motivado para hacer de esto una prioridad.

Las declaraciones anteriores son solo para fines educativos y no tienen como finalidad el asesoramiento fiscal específico. Allstate no puede proporcionar asesoramiento fiscal o legal. Consulta a un asesor fiscal con respecto a tus circunstancias particulares.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.