Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
5 errores comunes que debes evitar al mudarte | Blog de Allstate

5 errores comunes que debes evitar al mudarte

Mudarse no solo es tirar tus cosas dentro de cajas y rentar un camión. Reubicarte exitosamente es como dirigir una pequeña compañía, requiere de planificación, presupuestos y estrategias. Si no pones atención a esos factores, puede ser que las cosas no te salgan como quieres. Sigue leyendo para aprender los… Allstate https://i2.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2017/02/ThinkstockPhotos-519664100.jpg?fit=2121%2C1414&ssl=1
Pareja mudándose.

Mudarse no solo es tirar tus cosas dentro de cajas y rentar un camión. Reubicarte exitosamente es como dirigir una pequeña compañía, requiere de planificación, presupuestos y estrategias. Si no pones atención a esos factores, puede ser que las cosas no te salgan como quieres. Sigue leyendo para aprender los cinco errores en mudanzas más comunes y saber cómo evitarlos.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

1. Improvisar en lugar de planear

Reubicarte implica mucho trabajo y aplazar tus tareas es lo peor que puedes hacer. Incluso lo que podría parecer una pequeña mudanza, como irte a un apartamento al otro lado de la ciudad, puede ser estresante y costoso si no lo has planificado bien. Si es posible, deberías empezar a planificar tu mudanza con meses —sí, meses— de anticipación, de acuerdo con U.S. News and World Report*.

Elabora planes de viaje, busca compañías de mudanza, empaca y pon tus asuntos financieros y logísticos en orden tan pronto como sea posible.  Es recomendable llevar un cuaderno de notas o bajar una aplicación con información relacionada con las mudanzas. Guarda ahí toda la información, desde copias de cotizaciones de mudanza hasta sugerencias de restaurantes en tu nuevo vecindario.

Hay mucho que hacer, pero aquí tienes algo con qué empezar: una lista* para ayudarte a crear un plan de acción.

2. Escoger una compañía de mudanza desconocida

Investigar tu compañía de mudanza puede ser fundamental. Escoger la compañía de mudanza equivocada puede resultar en que termines pagando más dinero del que fue cotizado inicialmente, que te cobren demasiado por materiales de mudanza y, peor aun, puede causar que tus pertenencias sean robadas o dañadas. Y cuando todas tus pertenencias estén dentro del camión, podría resultarte difícil negociar.

Incluso si encuentras buenas ofertas en internet, pero considera las recomendaciones de amigos y familiares. También puedes consultar a tu agente de bienes raíces o a una organización de comercio de mudanza para encontrar compañías locales con una buena reputación y años de experiencia.

Revisa sitios web confiables que ofrezcan reseñas reales de consumidores para ver la opinión de clientes con respecto a sus experiencias con la compañía. Investiga si la compañía de mudanza tiene un número en el Departamento de Transporte (DOT, por sus siglas en inglés)* e introdúcelo en el sistema de SAFER* (Safety and Fitness Electronic Records) de la Federal Motor Carrier Safety Administration’s (FMCSA, por sus siglas en inglés) para asegurarte que tienen el seguro apropiado. También puedes contactar al Buró de Mejores Negocios o llamar al FMCSA* al 1-888-368-7238 para averiguar si hay quejas sobre la compañía de mudanzas.

3. Dejar las cosas para el último minuto

Mudarte en el momento adecuado es clave. El clima favorable de los meses de verano significa que estos son usualmente los meses más ocupados del año para las compañías de mudanza. Sin embargo, la primavera y otoño también puede ser muy ocupados. Y, recuerda que las compañías de mudanza pueden no estar disponibles si te estás mudando cerca de un día festivo.

Better Homes and Gardens* recomienda empezar a investigar tus opciones de compañías de mudanza, uno o dos meses antes de mudarte. Lo último que quieres es estar atrapado con una compañía de mudanza poco confiable, con tarifas altas o lo que es peor: podrías no encontrar ninguna compañía disponible.

Si estás planeando conducir tu propio camión de mudanza, asegúrate de programar el alquiler antes del día en que lo necesitarás. Investiga las medidas exactas del espacio de cargamento del camión y si puedes, visita la compañía de alquiler para tener una idea del espacio que necesitarás para saber si el camión que quieres usar es suficiente.

Incluso el día de la semana que escoges puede afectar tu mudanza. Una demanda más alta significa que las compañías a menudo cobrarán más por mudanzas de fin de semana y por el alquiler de camiones, dice The Spruce*. Es posible que también quieras considerar la hora del día en que te mudas. Dependiendo de la hora, podrías encontrar tráfico, lo que podría significar que tus pertenencias estén en el tráfico y, potencialmente, una cuenta de alquiler más alta (si estás pagando por hora).

4. Mudarse con cosas innecesarias

Meter todas tus pertenencias en cajas sin seleccionar puede parecer la forma más fácil de empacar, pero también garantiza estrés y gastos innecesarios. Por ejemplo, las cosas extra significan más peso, así que podrías terminar pagando de más a la compañía de mudanza o poniendo demasiado peso en tu espalda.

Según indica la revista Popular Mechanics*, mudarte te da la oportunidad perfecta para seleccionar qué cosas deseas mantener. Deshazte de la ropa que ya no usas, libros que ya leíste, tecnología desactualizada y otras cosas más.

5. Seguro insuficiente para tus objetos de valor

Antes de mudarte, es recomendable que revises tu póliza de seguro de casa o que hables con tu agente de seguros, para asegurarte de saber en qué situaciones tus bienes están cubiertos durante una mudanza. Por ejemplo, la mayoría de pólizas para dueños de casa probablemente cubran artículos robados durante tu mudanza. Asegurándote de conocer tu cobertura, incluso en los momentos de mayor estrés durante tu mudanza puedes sentirte seguro de que, si algo sucede, puedes estar protegido.

Adicionalmente, considera llamar a tu compañía de mudanzas para conocer los detalles sobre sus pólizas de responsabilidad civil. Esta cobertura puede basarse en el peso total de tus pertenencias, su valor evaluado o el valor total de reemplazo.

Con algo de planificación, es posible que hagas tu mudanza menos estresante para ti y tus seres queridos.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.

Publicado originalmente el 10 de enero de 2017