Consejos para preparar tu auto para el invierno | Allstate

6 consejos para preparar tu auto para el invierno

El invierno se acerca. En muchos lugares, ya ha llegado. Si bien las temperaturas frías, el hielo, la nieve y el aguanieve acompañan a menudo a esta estación fría, esto no significa que tu auto vaya a estar congelado hasta el inicio de la primavera. Considera estos cinco consejos para… Allstate https://i1.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2016/12/Windshield-Wiper-Fluid-cropped_iStock.png?fit=1237%2C579&ssl=1
6 consejos para preparar tu auto para el invierno
comparte

El invierno se acerca. En muchos lugares, ya ha llegado. Si bien las temperaturas frías, el hielo, la nieve y el aguanieve acompañan a menudo a esta estación fría, esto no significa que tu auto vaya a estar congelado hasta el inicio de la primavera. Considera estos cinco consejos para ayudarte a preparar tu auto para el frío y para la llegada del mal tiempo.

1. Revisa tu batería

Las temperaturas extremas pueden afectar la batería de tu auto y puede ser una buena idea asegurarte de que está en buenas condiciones antes de que llegue el clima frío extremo. Recomiendo probar la carga de la batería para determinar su estado. Una buena batería debe tener más de 9,6 voltios de carga, de acuerdo con Popular Mechanics*. Asegúrate de que las conexiones de los cables estén limpias, seguras y sin corrosión. Esto ayudará a asegurarte de que la batería funcione cuando las temperaturas frías lleguen.

2. Cambia el aceite

Cambia el aceite de tu auto antes de que llegue la temporada de frio, especialmente si haces tus propios cambios de aceite*. De esta manera, puedes cumplir esta tarea antes de que el concreto se ponga frio.

Además de mantener esta tarea de mantenimiento regular, es bueno tener aceite nuevo, de la viscosidad* correcta, en el motor cuando la temperatura comienza a enfriarse. A medida que las temperaturas bajan, el aceite tarda más tiempo en fluir y lubricar partes críticas de tu motor. Es por eso que recomiendo un cambio de aceite con la viscosidad correcta antes de que el clima se enfríe. De esta manera, puedes ayudar a asegurarte de que tu motor esté debidamente lubricado durante el inicio de invierno.

De hecho, si tu auto tiene fecha de servicio, puedes solicitar adelantarte y que todos los fluidos se cambien, para que estén listos para el invierno.  

3. Considera neumáticos de invierno 

Si tienes neumáticos para todo tipo de clima*, asegúrate de que la ranuras tengan suficiente profundidad y buena tracción en piso mojado. Conducir en invierno puede ser traicionero. Un buen juego de neumáticos es tu mejor defensa contra esto.

En mi opinión, es ideal tener un juego de neumáticos de invierno para conducir en nieve y hielo. Los neumáticos de invierno están diseñados específicamente para funcionar en climas fríos, ayudando a darte máxima tracción en condiciones con nieve y hielo, dice Edmunds*.

Obtén una cotización
Obtén un presupuesto de seguro rápido y personalizado hoy.
Un buen precio esta a sólo unos clics.

4. Cambia los limpiaparabrisas

Aunque es importante tener neumáticos con tracción confiable en el invierno, también es importante tener buena visibilidad. Sugiero que los conductores compren e instalen nuevos limpiaparabrisas antes de que llegue el clima invernal. También podrías considerar reemplazar el líquido del limpiaparabrisas habitual con líquido de lavado de parabrisas, disponible en la mayoría de las tiendas de autopartes. Está bien mezclar el líquido de limpieza con líquido de limpiaparabrisas común, y sugeriría que los conductores agreguen descongelante en otoño para que cuando el invierno llegue, lo que quede en depósito sea un su mayor parte descongelante.

5. Evita que las puertas se congelen 

¿Alguna vez has tenido que lidiar con una puerta congelada*? He aquí un consejo para ayudar a prevenir eso: rociar silicona o aerosol antiadherente para cocinar (que se encuentra comúnmente en tu tienda de comestibles local) en los sellos de tu puerta puede ayudarte a evitar que las puertas de tu auto se congelen mientras están cerradas.

Una vez que abras la puerta, verás un sello de goma alrededor de la circunferencia de la puerta o la apertura de la puerta. Rocía el aerosol para cocinar en estos sellos y límpialo con un trapo o una toalla de papel. Es probable que tengas que volver a rociar según sea necesario o inmediatamente antes de una tormenta helada.

6. Crea un kit de emergencias para tu auto 

Hay momentos en los que te puedes quedar atrapado en una tormenta, adentro de tu auto. Si esto sucede, vas a querer estar preparado. Recomiendo tener una manta, calentadores de mano, un par adicional de guantes y comidas preparadas. A menudo puedes obtener este tipo de alimento en una tienda de suplementos militares.

Diría agua, pero muy probablemente se congelará y pondrá en peligro el envase. También deberías considerar tener un botiquín de primeros auxilios y sugeriría una pala y arena para gatos para ayudar a liberar tu auto si se queda atorado. La arena para gatos se puede poner debajo y delante de los neumáticos para ayudar a aumentar la tracción del neumático.

Estas recomendaciones no son muy extensas, pero puedes crear tu propio kit de emergencia personalizado utilizando una lista más completa como punto de partida. Lo importante es pensar en las condiciones en tu área y prepararte.

Un poco de preparación y mantenimiento preventivo puede ayudarte a manejar en los meses de invierno.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés

Comentarios