Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
El Blog de Allstate | Todos los días la paz de la mente

Cómo preparar tu auto para el invierno

Cuando las temperaturas comienzan a descender, sabes que el invierno está en camino, o que tal vez ya ha llegado. Si bien esta temporada suele venir acompañada por temperaturas bajas, hielo, nieve y aguanieve, esto no significa que tu carro debe permanecer encerrado hasta la primavera. Toma en cuenta estos consejos… Allstate https://i0.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2018/10/Gloved-hand-checking-tired-pressure-in-snow_Mediabin_resized.jpg?fit=684%2C456&ssl=1
Midiendo la presi'on de una llanta en invierno

Cuando las temperaturas comienzan a descender, sabes que el invierno está en camino, o que tal vez ya ha llegado. Si bien esta temporada suele venir acompañada por temperaturas bajas, hielo, nieve y aguanieve, esto no significa que tu carro debe permanecer encerrado hasta la primavera. Toma en cuenta estos consejos como ayuda para preparar tu vehículo para el frío y hacer frente al mal tiempo cuando éste llegue.

1. Afina tu auto

Sin importar el clima, el mantenimiento regular del vehículo siempre es buena idea. Sin embargo, los cambios extremos de temperatura pueden afectar a tu vehículo, de modo que es especialmente importante que te asegures de que tu carro funcione bien antes de la llegada del invierno. Desde las tareas básicas hasta aquellas que le encargarías a un mecánico, estas son algunas tareas de mantenimiento que debes hacer antes del invierno.

Comienza por levantar la cubierta del motor para revisar el nivel de líquido del limpiaparabrisas. Car Talk* recomienda mantener a tope el nivel de reserva del lavaparabrisas durante los meses de frío. Una reserva a tope te ayudará a mantener limpio el limpiaparabrisas incluso en la peor nevada. Si vives en una zona donde las temperaturas suelen ser extremadamente bajas, es posible que necesites anticongelante o concentrado para el líquido de tu limpiaparabrisas, según Car Talk.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

También es posible que debas usar un aceite apto para el invierno, de acuerdo con Popular Mechanics*. Esto se debe a que la viscosidad del aceite se ve afectada por las temperaturas frías. El aceite de tu motor se vuelve más delgado a medida que la temperatura aumenta, por eso, en los climas más cálidos, un aceite más grueso y con una mayor viscosidad ayudará a mantener tu motor debidamente lubricado. Por el mismo motivo, los aceites más pesados no son tan eficaces en condiciones frías y tempestuosas. Revisa el manual del usuario para asegurarte de estar escogiendo el tipo adecuado. Si tienes alguna pregunta o no te sientes cómodo encargándote tú mismo de este asunto, habla con tu mecánico.

Mientras revises los líquidos de tu auto, no es mala idea inspeccionar otros detalles que podrían fallar bajo condiciones extremas. Por ejemplo, los cambios de estación son un buen momento para que tú o tu mecánico se aseguren de que tu sistema de aire acondicionado funciona bien, para chequear que la batería esté cargada y revisar las mangueras de tu vehículo para garantizar que la goma esté en buen estado, según lo recomendado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras* (NHTSA).

2. Revisa tus llantas

Cuando la temperatura baja, también lo hace la presión de aire de tus llantas. Las llantas pueden perder presión a una velocidad de alrededor de una libra por cada 10 grados Fahrenheit de temperatura, según Car Talk. La presión baja de las llantas puede afectar peligrosamente la manejabilidad de tu carro, por lo que es importante mantener tus llantas infladas adecuadamente.

Si estás en una zona con un clima invernal particularmente extremo, Car Talk recomienda que lleves un juego de llantas para nieve*, que son fabricadas específicamente para superficies con nieve y hielo.

3. Revisa el exterior de tu carro

Revisa el exterior de tu carro para asegurarte de que los faros funcionen bien. Car Talk recomienda limpiar los cristales de tus luces exteriores y reemplazar todas las bombillas quemadas.

También debes asegurarte de que el limpiaparabrisas funcione bien, indica la NHTSA. Los limpiaparabrisas están constantemente expuestos al clima, por eso es importante reemplazar regularmente los limpiaparabrisas gastados o resecos para mantener la visibilidad, en especial si vas a enfrentarte a una tormenta de nieve.

Si existe la posibilidad de que las puertas del carro se congelen por el clima en tu zona, puedes ayudar a evitar que esto suceda con un poco de aerosol para cocinar*. Esto puede ser útil si debes dejar tu carro al aire libre por un tiempo prolongado, si se aproxima una tormenta o si tienes temperaturas bajo cero frecuentes en tu área.

4. Prepara un kit de emergencia para el invierno

Además del kit de emergencia para la carretera que ya deberías tener en tu carro, considera llevar un kit de emergencia para el invierno o agregar objetos que pueden ser útiles cuando hace frío o nieva. Algunos de los artículos de invierno que puedes incluir en tu kit son una pala, guantes, botas, un raspador de hielo y arena o arena para gatos (para la tracción en calles resbaladizas).

El clima invernal puede plantear algunos riesgos diferentes para la conducción y el frío también puede afectar a tu vehículo. Sin embargo, con algo de preparación y mantenimiento preventivo, tú y tu vehículo pueden estar listos para hacer frente a los meses más fríos.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés