Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
Cómo probar tus detectores de humo | El blog de Allstate

Cómo probar tus detectores de humo y alarmas contra incendios

Los detectores de humo y las alarmas contra incendios pueden estar entre los artículos más importantes en tu hogar, si hablamos de la seguridad de tu familia. Estos dispositivos de alerta temprana pueden ayudar a avisarle a tu familia de la presencia de fuego y humo peligroso cuando aún hay… Allstate https://i2.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2015/01/testing_smoke_alarm_iStock_cropped.jpg?fit=684%2C340&ssl=1
hombre probando detectores de humo

Los detectores de humo y las alarmas contra incendios pueden estar entre los artículos más importantes en tu hogar, si hablamos de la seguridad de tu familia. Estos dispositivos de alerta temprana pueden ayudar a avisarle a tu familia de la presencia de fuego y humo peligroso cuando aún hay tiempo para evacuar, pero deben probarse periódicamente para garantizar su funcionamiento correcto.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

¿Por qué hacerlo?

Los dispositivos electrónicos no son infalibles. Las baterías se agotan y otras partes del detector de humo pueden desgastarse con el tiempo. Probarlos con regularidad y cambiar las baterías (o todo el dispositivo) es una manera de ayudarte a garantizar la seguridad de tu familia en caso de que ocurra un incendio en tu hogar. 

¿Con cuánta frecuencia?

De acuerdo con la Administración de Incendios de Estados Unidos *(USFA, por sus siglas en inglés), es necesario probar los detectores de humo por lo menos una vez al mes, y deben cambiarse las baterías al menos una o dos veces al año. Una buena manera de recordarlo es cambiar las baterías cuando cambies tus relojes por el horario de verano — cuando los adelantes en primavera o los atrases en otoño. Asegúrate de leer el manual de usuario de tu detector de humo; es posible que tengas que revisarlo con más frecuencia en cualquiera de los siguientes casos:

  • El detector da falsas alarmas con frecuencia.
  • La alarma emite sonidos breves con regularidad sin que nadie la toque.
  • El humo de la cocina la ha hecho activarse con frecuencia, lo que puede desgastarla más rápido.

De acuerdo con la USFA, hay dos tipos principales de detectores de humo:

Alimentados por baterías: Este tipo puede ser susceptible a baterías defectuosas o descargadas. Es esencial que las pruebes cada mes. Nunca pongas baterías usadas en tus detectores de humo y alarmas contra incendios.

Cableados: Estos detectores son alimentados por el sistema eléctrico de tu casa, pero generalmente tienen baterías de respaldo para que el dispositivo siga funcionando en caso de un corte de energía. Los detectores de humo cableados también deben probarse cada mes para ayudarte a garantizar que tanto las baterías como las piezas funcionan correctamente.

¿Cómo probarlos?

Siempre debes leer las instrucciones del fabricante para encontrar el método correcto para probar tu detector de humo y alarma contra incendios. Pero, en general, la USFA establece que la mayoría de los detectores de humo, tanto alimentados por baterías como cableados, pueden probarse de la siguiente manera:

Paso 1. Alerta a los miembros de tu familia de que probarás la alarma. Los detectores de humo tienen una alarma aguda que puede asustar a los niños pequeños, por lo que debes avisar a todos que planeas probar las alarmas para no atemorizar a nadie.

Paso 2. Coloca a un miembro de la familia en el lugar de la casa más alejado de la alarma. Esto es esencial para asegurarse de que la alarma se pueda escuchar desde cualquier parte de tu casa. Quizá debas instalar detectores adicionales en áreas en las que el sonido de la alarma se escuche bajo, amortiguado o débil.

Paso 3. Mantén oprimido el botón de prueba del detector de humo. Puedes tardar algunos segundos en comenzar, pero el detector de humo debe emitir una sirena fuerte y estridente mientras el botón se oprima. Si el sonido es débil o inexistente, cambia las baterías. Si han pasado más de seis meses desde la última vez que cambiaste las baterías (sin importar si tu detector funciona con baterías o cableado), cámbialas ahora sin importar el resultado de la prueba, y prueba las nuevas baterías una última vez para asegurarte de que todo funciona bien. También debes examinar tu detector de humo para asegurarte de que no haya polvo u otras sustancias bloqueando sus rejillas, lo que puede evitar que funcione incluso si las baterías son nuevas.

Recuerda, los detectores de humo tienen una vida útil normal de 10 años, de acuerdo con la USFA. Incluso si has realizado mantenimiento regular, y si tu dispositivo aún funciona, debes reemplazar un detector de humo después del período de 10 años o antes, dependiendo de las instrucciones del fabricante.

Instalar detectores de humo puede ser una manera excelente de mantener a salvo a tu familia, pero asumir que funcionan puede causar una situación de peligro. Tomarse unos minutos para revisarlos con regularidad te ayudará a asegurarte de que funcionan correctamente.

Este artículo señala ejemplos de precauciones que se pueden tomar para ayudarte a cuidar tus bienes personales. Ten en cuenta que una precaución específica puede no ser adecuada o efectiva en todas las circunstancias y que tomar medidas preventivas puede no garantizar ningún resultado. Te invitamos a usar tu criterio para decidir lo que es adecuado y a siempre tener en cuenta la seguridad.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.