Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
Consejos para mantener tu auto fresco en el verano | Blog de Allstate

Consejos para mantener tu auto fresco en verano

Si te estás preguntando cómo mantener tu auto fresco durante el verano, hay muchas cosas sencillas que puedes hacer. Desde optimizar tu aire acondicionado hasta buscar un lugar con sombra para estacionarte, los siguientes consejos pueden ayudarte a mantener un auto fresco en esos días calurosos y húmedos de verano. [info_banner]… Allstate https://i0.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2017/06/Mujer-encendiendo-aire-acondicionado_iStock.jpg?fit=5000%2C3337&ssl=1

Si te estás preguntando cómo mantener tu auto fresco durante el verano, hay muchas cosas sencillas que puedes hacer. Desde optimizar tu aire acondicionado hasta buscar un lugar con sombra para estacionarte, los siguientes consejos pueden ayudarte a mantener un auto fresco en esos días calurosos y húmedos de verano. 

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

1. Protege las ventanas del sol

Los autos retienen el calor, causando que la temperatura en su interior se eleve, dice el Servicio Meteorológico Nacional*. De acuerdo con una prueba, la temperatura se elevó de 80 a 123 grados Fahrenheit en una hora. Un auto puede alcanzar hasta 200 grados Fahrenheit al interior, de acuerdo con Consumer Reports*.

Reducir la cantidad de calor que entra por las ventanas puede ayudar a mantener tu auto más fresco, haciéndolo más cómodo cuando sea momento de conducir. Aquí hay algunos consejos para mantener tu auto fresco en verano:

  • Cortinas para el sol: Las cortinas parasoles ayudan a bloquear la luz solar que entra directamente a tu vehículo, menciona Consumer Reports*. Esto hace que la temperatura interna se mantenga un poco más baja, lo que te puede ayudar a que tu auto se enfríe más rápido al arrancar.
  • Ventanas polarizadas: aunque es un poco más caro, entintar o polarizar las ventanas es una manera de bloquear el sol constantemente, de acuerdo con Cars.com*. Pero antes de llevar tu auto a que le oscurezcan las ventanas, asegúrate de conocer las leyes estatales de tránsito, ya que pueden existir restricciones acerca de cuánto o cuáles ventanas puedes polarizar.
  • Estacionamiento bajo techo: si no tienes las ventanas polarizadas o una cortina parasol, una alternativa útil puede ser estacionarte a la sombra. Consumer Reports sugiere buscar un espacio con sombra o estacionar tu auto de tal manera que el sol caiga sobre el vidrio trasero, en lugar de sobre el parabrisas. Esto te puede ayudar a mantener el volante y los asientos delanteros ligeramente más fríos.
  • Ventanas ligeramente abiertas: Debido a que las ventanas cerradas retienen aire caliente, dejarlas ligeramente abiertas mientras estás estacionado creará un ligero flujo de aire. Si tu auto tiene techo solar (quemacocos), Cars.com comenta que también puedes utilizarlo o usar la función de ventilación si no está lloviendo. Para las ventanas y techos solares, déjalos mínimamente abiertos (menos de una pulgada), con el objetivo de ayudar a minimizar la posibilidad de un robo.

Aun cuando en el exterior la temperatura sólo esté a 60 grados Fahrenheit (16 grados centígrados), los rayos de sol directos a través de la ventana pueden causar que el interior del auto alcance más de 110 grados Fahrenheit (43 grados centígrados).

2. Mantén frescos los asientos de tu auto

Los asientos calientes pueden causar incomodidad o incluso quemaduras*. Por esta razón, deberías considerar comprar un auto con asientos de tela en lugar de cuero. Si tienes asientos de cuero, es recomendable cubrirlos con toallas o usar cobertores de tela para ayudar a mantenerlos más frescos en el verano, sugiere Consumer Reports. O, compra cubiertas o almohadillas de gel refrigerante, sugiere Cars.com.

Si está dentro de tu presupuesto, también puedes considerar comprar un auto con asientos con aire acondicionado que circulan aire fresco en tu espalda. Por lo general, esto funciona mediante la utilización de una malla porosa en el asiento del auto, que hace que el aire pueda fluir a través de él. Los ventiladores dentro del asiento producen la circulación de aire, que se difunde para esparcir el efecto refrescante a través del asiento y a través de la malla, enfriando la superficie del asiento.

3. Aprovecha el aire acondicionado

Puede que haya algunas técnicas para ayudar a reducir el tiempo que le toma al interior de tu auto alcanzar una temperatura agradable.  El aire acondicionado funciona mejor cuando tu auto está en movimiento, así que cuando empieces a conducir, pon el aire acondicionado a toda potencia y abre las ventanas posteriores de 10 a 20 segundos, dice Consumer Reports*. Esto ayuda a empujar el aire caliente hacia afuera de las ventanas a medida que el aire fresco salga de las rejillas de ventilación. Una vez que se haya alcanzado la temperatura deseada, Cars.com dice que debes utilizar la función de recirculación de aire del auto junto con el aire acondicionado para mantener el aire más frío.

Firestone Complete Auto Care* indica que puede no haber un intervalo regular en el que el sistema de aire acondicionado de tu auto se deba verificar por un profesional, pero es recomendable hacerlo inspeccionar si el aire no se siente tan frío como recuerdas. Si el aire que sale no se siente frío, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos* indica que es posible que necesites acudir al mecánico de tu auto para revisar el refrigerante y recargar tu sistema.

Si bien no puedes cambiar el clima, puedes preparar tu auto* para los meses más calurosos del año. Recuerda estos consejos este verano y disfruta de un auto más fresco.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.

Originalmente publicado el 29 de junio del 2018.