Consejos para mudarte con tus mascotas | Blog de Allstate

Consejos para mudarte con tus mascotas

El día de mudanza está acompañado con su cuota de estrés – empacar todas tus pertenencias, transportarlas al camión de mudanza y después, justo cuando parece que has terminado, te das cuenta que tienes que desempacar todo. Pero cuando tienes mascotas, existen otras cosas en las que debes pensar –… Allstate https://i0.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2015/03/dog_moving_177292914_istock_thinkstock.jpg?fit=2122%2C1415&ssl=1
Consejos para mudarte con tus mascotas
comparte

El día de mudanza está acompañado con su cuota de estrés – empacar todas tus pertenencias, transportarlas al camión de mudanza y después, justo cuando parece que has terminado, te das cuenta que tienes que desempacar todo. Pero cuando tienes mascotas, existen otras cosas en las que debes pensar – lograr que lleguen seguros a su nueva guarida, mantener su rutina en la medida de lo posible y lograr que se acostumbren a su nuevo ambiente.

Existen diferentes cosas que los dueños de mascotas necesitan considerar antes, durante y después del día de la mudanza – sin importar si es una mudanza local o al otro lado del país. A continuación algunos consejos sobre cómo empacar las propiedades de tu mascota.

Antes de la mudanza

Asegúrate de que tu nuevo lugar sea adecuado para mascotas: una de las principales razones por las que la gente abandona a sus perros y gatos se debe a una mudanza, de acuerdo con un estudio del National Council on Pet Population Study and Policy*. En primer lugar, asegúrate de que tu nueva casa permita mascotas y luego piensa en las necesidades específicas de tu mascota, como si requiere un patio, escaleras mínimas (dependiendo de las necesidades físicas o habilidades de tu mascota), si es un vecindario seguro y con lugares para que los gatos trepen, de acuerdo con la Sociedad Protectora de Animales (American Society for the Prevention of Cruelty to Animals, ASPCA). “También vale la pena averiguar si existen áreas amigables con mascotas en el vecindario, como parques de perros, tiendas y restaurantes”, dice Joan Harris, director de entrenamiento y comportamiento canino de PAWS Chicago. “Esto es siempre un buen indicador de que el barrio es acogedor y abierto para recibir a tu compañero de cuatro patas”.

Lleva contigo los registros de tu mascota: antes de transportar a tu mascota, querrás estar seguro de tener una copia de sus registros. Esto será necesario si tienes que ir al veterinario a lo largo del camino y también es bueno tenerlos al visitar un nuevo veterinario local. También, antes del día de mudanza, de acuerdo con la Humane Society*, asegúrate de que tus mascotas tienen placas de identificación actualizadas.

Protege a tu mascota de pulgas y garrapatas: si te estás mudando fuera del estado, recuerda que cada estado tiene diferentes preocupaciones en cuanto a pulgas y garrapatas. Dependiendo de las condiciones climáticas del estado y la humedad, las pulgas y garrapatas pueden ser una mayor amenaza a la que tú y tu perro están acostumbrados. Echa un vistazo a la actividad de pulgas en tu nueva ubicación; Weather.com* es una fuente de esta información. De cualquier manera, es buena idea hablar con el veterinario de tu mascota acerca de la prevención de pulgas  antes de la mudanza, por si acaso.

Obtén una cotización
Obtén un presupuesto de seguro rápido y personalizado hoy.
Un buen precio esta a sólo unos clics.

Día de mudanza

Anticipa el estrés de tu mascota: antes de que llegue la mudanza o antes de empezar a cargar las cajas en el camión, pon a tus mascotas en una habitación tranquila con la puerta cerrada. Esto asegurará que tu gato o perro no se asuste y trate de correr hacia la puerta mientras el camión se está cargando el camión, sugiere el ASPCA.

Planea el viaje por carretera: si planeas conducir con tus amigos peludos, haz paradas frecuentes. Cuando te detengas para descansar e ir al baño, lleva a tu perro a dar un paseo y dale un vaso de agua fresca. Si estás transportando un gato, asegúrate de mostrarle dónde está su caja de arena y ofrécele algo de comida y agua en las paradas, dice la Humane Society.

Busca con anticipación hoteles que acepten mascotas. Para un viaje de larga distancia, reserva un cuarto en un hotel que acepte mascotas en tu ruta. Algunas de las principales cadenas hoteleras ofrecen alojamiento para mascotas; una búsqueda en línea rápida puede ayudarte a encontrar un lugar a lo largo de tu ruta.

Después de la mudanza

Permite que tus mascotas se ajusten a cada habitación, una a la vez: comienza bien permitiéndoles adaptarse a una habitación que consideren su “guarida”, la cual debe incluir sus juguetes favoritos, mantas familiares, golosinas, fuentes de agua, alimentos y una caja de arena para gatos*, menciona Harris. Cuando parezca que se han acostumbrado, gradualmente llévalas a otras habitaciones de la casa, manteniendo algunas puertas cerradas, sugiere la ASPCA.

Mantén una rutina consistente: en tu nuevo hogar, mantén horas de alimentar y pasear idénticas que en tu casa anterior. “Conseguir que tu perro vuelva a su horario regular lo más rápido posible es el objetivo”, dice Harris. “Los perros son muy adaptables a nuevas situaciones, pero trata de mantener una rutina consistente y predecible”.

Si el estrés de la mudanza persiste, aumenta los paseos: si puedes, aumenta la cantidad de paseos que tu perro toma diariamente para disminuir el estrés. Y si no puedes, busca paseadores de perros o guarderías en tu vecindario nuevo, dice Harris. “tu perro puede estar más cómodo cuando alguien lo acompaña”, dice Harris. “Para los perros jóvenes o perros con alta energía, una guardería puede ser útil para mantener bajo el nivel de estrés de tu perro”.

Cambiar tu vida y la vida de tu mascota puede ser estresante, pero también puede ser emocionante. Toma los pasos básicos para la reubicación de tu mascota, desde antes hasta después de mudarse, y tú y tu mascota prosperarán en su nueva casa en poco tiempo.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés

Comentarios