Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
Cómo determinar si estás listo para comprar una casa | Blog Allstate

Cómo determinar si estás listo para comprar una casa

Si estás pensando en comprar tu primera casa, probablemente has preparado una lista de características esenciales que debe tener. Pueden ser cosas sencillas como tres habitaciones y dos baños o tal vez tu lista incluye un desayunador, vidrieras, un teatro en casa y una bañera. En cualquier caso, has pensado… Allstate https://i1.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2015/11/Quicken-Loan-684x340.jpg?fit=684%2C340&ssl=1
Cómo determinar si estás listo para comprar una casa
comparte

Si estás pensando en comprar tu primera casa, probablemente has preparado una lista de características esenciales que debe tener. Pueden ser cosas sencillas como tres habitaciones y dos baños o tal vez tu lista incluye un desayunador, vidrieras, un teatro en casa y una bañera.

En cualquier caso, has pensado mucho en qué es lo que quieres en tu casa.

Pero muchas personas no ponen la misma dedicación al pensar sobre su situación financiera y sobre si realmente están listos para convertirse en propietarios. Muchas personas no están listas para la responsabilidad financiera de ser propietarios de una casa y apresurarte a hacerlo antes de estar preparado puede resultar en serios problemas financieros.

Así que, ¿cómo puedes determinar si comprar una casa es una buena idea? Aquí hay una lista de metas personales y financieras que debes cumplir antes de intentar comprar tu primera casa:

Eres un genio de los presupuestos

¿Naciste con la habilidad para administrar un presupuesto? Probablemente no. Las habilidades para presupuestar deben aprenderse y la administración exitosa del dinero es a menudo producto de mucha práctica. Si eres bueno con los presupuestos, tú:

  • Sabes de dónde viene tu dinero y a dónde va, todos los meses.
  • Pagas tus facturas mensuales sin endeudarte.
  • Dedicas una parte de tu presupuesto mensual a tus ahorros.

Si esto te parece familiar, ¡puedes marcar esta casilla!

Obtén una cotización
Obtén un presupuesto de seguro rápido y personalizado hoy.
Un buen precio esta a sólo unos clics.

Las deudas no controlan tu vida

Ten en cuenta que una hipoteca es una deuda. Es una gran inversión, pero aun así es una obligación que debes pagar.

Antes de que compres una casa y adquieras otra deuda, toma el control de las deudas que ya tienes. Las deudas con altos intereses deberían ser tu primer objetivo y deberías pagarlas antes de comprar una casa.

Tener algunas deudas no te impide comprar una casa. Por ejemplo, las deudas con bajos intereses, como los préstamos estudiantiles y los pagos de autos usualmente pueden llevarse al mismo tiempo que los pagos de una hipoteca. Si has incluido el pago de estas deudas en tu presupuesto mensual y las estás pagando en un tiempo razonable, puede que estés listo para comprar tu primera casa.

Estás listo para no tener un casero

Los caseros pueden ser útiles cuando algo se rompe. Ellos se encargarán de eso, e ¡incluso se encargarán de los costos!

Pero cuando eres dueño de una casa, no tienes un casero de quién puedas depender. Cuando algo se rompe o se desgasta, es tu responsabilidad arreglarlo y pagarlo.

Muchas personas pasan por alto este aspecto de ser propietario. Asegúrate de pensar si honestamente estás listo para tener esa clase de responsabilidad.

Tienes un fondo de emergencia considerable

¿Cómo vas a pagar las emergencias  de tu casa*? Todo adulto financieramente responsable debería tener un fondo de emergencias. Esto no solamente ayudará a cubrir el costo de cualquier desastre en casa, sino que también te ayudará a cubrir el pago de tu hipoteca y cualquier otro pago mensual si te llegaras a enfermar, perder tu trabajo o sufrir un evento inesperado.

Tus ingresos son confiables

Cuando adquieres una hipoteca, estás entrando en un compromiso financiero serio y de largo plazo. Necesitas estar seguro de que podrás pagar tu hipoteca de aquí a un año, dentro de 10 años e incluso dentro de 20 años.

Deberías tener ingresos estables y al menos de uno a dos años de antigüedad en tu empleo actual.

Si tienes alguna duda sobre tu trabajo o sobre tu situación financiera, no compres una casa: no poder pagar tu hipoteca podría traerte graves consecuencias.

Tienes un buen puntaje de crédito

Obtener una hipoteca con un mal puntaje de crédito puede hacer que la tasa de interés de tu préstamo sea más alta, por lo que terminarás pagando más por tu préstamo.

Generalmente hablando, tener un mejor puntaje de crédito* significa que pagarás menos por ser propietario de tu casa. Así que, antes de que te conviertas en propietario, mejora tu puntaje de crédito.

Estás listo para hacer el compromiso de quedarte en un solo lugar

Deberías poder vivir en el mismo lugar por al menos cinco años. Un estudiante de postgrado que quiere viajar por el mundo, por ejemplo, no es un buen candidato para ser propietario de una casa.

Has ahorrado para el pago inicial

La mayoría de hipotecas tienen como requisito que hagas un pago inicial. Mientras más grande sea, menos intereses pagarás sobre el préstamo. Si puedes ahorrar los miles de dólares necesarios para un pago inicial, entonces es probable que estés en una buena posición financiera para comprar una casa.

Comprar una casa es un compromiso serio y probablemente sea la decisión financiera más grande que harás, así que es importante asegurarte de estar completamente listo para hacerlo.

Si cumples con todos los elementos de esta lista, ¡felicitaciones! Si no los cumples, sigue trabajando duro para controlar tus finanzas: ¡puede que seas propietario en un futuro cercano!

Christine Bilger es escritora en Quicken Loans*, en donde habla sobre sobre familia, finanzas personales y consejos hipotecarios en Quicken Loans Zing Blog*.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.