Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
El Blog de Allstate | Todos los días la paz de la mente

Recorriendo tu nuevo apartamento: qué tener en cuenta antes de mudarte

Has encontrado un excelente apartamento con un precio que se ajusta a tu presupuesto y estás listo para mudarte. Pero antes de empacar tus maletas y cajas; y cargar el camión de mudanza, es recomendable realizar un recorrido por el departamento. Es como revisar una lista de verificación de seguridad… Allstate https://i0.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2012/11/woman-blue-paid-shirt-in-empty-apartment_iStock.jpg?fit=2105%2C1424&ssl=1
Mujer en apartamento

Has encontrado un excelente apartamento con un precio que se ajusta a tu presupuesto y estás listo para mudarte. Pero antes de empacar tus maletas y cajas; y cargar el camión de mudanza, es recomendable realizar un recorrido por el departamento. Es como revisar una lista de verificación de seguridad para el hogar; camina por el departamento con el propietario o el agente y determina si hay algún problema que deba solucionarse antes de mudarte.

Este es uno de los pasos más importantes en el proceso de mudanza. Un recorrido por el apartamento puede garantizar que evites cualquier cargos por daños y perjuicios (que no hayas causado) cuando te mudes. Si no te ofrecen un recorrido, asegúrate de solicitarlo. Aquí hay una lista de problemas comunes de los cuales hay que estar pendiente durante un recorrido.

Ve preparado

El primer paso para una verificación exitosa es asegurarse de estar preparado. Trae una cámara para tomar fotos de cualquier área problemática y asegúrate de tener un cuaderno de notas y un bolígrafo a mano para tomar notas. Además, lleva una cinta métrica y mide las entradas para asegurarte de que tus muebles quepan por ellas.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

Verificaciones generales

  • Busca signos de infestación de insectos o roedores, como excrementos o marcas de mordeduras.
  • Trae un cargador de teléfono celular para enchufarlo y revisar los enchufes.
  • Asegúrate de que el teléfono residencial o los enchufes de cable estén disponibles (si los vas a usar) y funcionando y sean accesibles.

Verificaciones de seguridad

  • Asegúrate de que el equipo de seguridad adecuado contra incendios esté instalado: verifica que los detectores de humo y monóxido de carbono estén funcionando y en las áreas apropiadas y asegúrate de que los extintores de incendios* estén en su lugar.
  • Encuentra el plan de escape en caso de incendios (si tu departamento está en un complejo) y asegúrate de saber a dónde ir en caso de incendio u otra emergencia.

Revisa las puertas y ventanas

  • Verifica todas las ventanas y puertas para asegurarte de que se abran y cierren correctamente.
  • Prueba todas las cerraduras y pomos de las puertas para asegurarte de que sean seguros y no estén flojos. Si hay más de un tipo de candado, solicita una llave para cada candado.
  • Revisa que todas las cubiertas de las ventanas estén intactas. Busca corrientes de aire.

Revisa los baños

  • Enjuaga todos los inodoros para asegurarte de que las tuberías funcionen correctamente. Revisa dentro del tanque para asegurarte de que la manija sea resistente y no se vaya a romper.
  • Verifica si hay fugas debajo del fregadero abriendo cada grifo. Mira debajo del fregadero para asegurarte de que no haya goteos, decoloraciones de agua u olores. Llena los fregaderos para asegurarte de que retengan agua y drenen adecuadamente.
  • Asegúrate de que el cabezal de la ducha funcione y no rocíe agua por todo el lugar.
  • Comprueba que el agua caliente se calienta en el tiempo debido. Verifica la presión del agua.
  • Verifica si hay grietas o decoloraciones en el espejo del baño. Si hay un botiquín detrás del espejo, asegúrate de que la puerta se abra correctamente.

Revisa la cocina

  • Enciende cada aparato (microondas, lavavajillas, triturador de basura, etc.) y asegúrate de que funcione correctamente.
  • Enciende todos los quemadores de la estufa para asegurarte de que funcionan. Abre y cierra la puerta del horno y echa un vistazo a todas las parrillas del horno. Verifica el asador y asegúrate de que funcione.
  • Abre y cierra las puertas del refrigerador y saca cada cajón. Verifica cualquier olor a humedad. Si hay una máquina para hacer hielo, verifica si funciona. Asegúrate de que el refrigerador enfríe y que el congelador congele.
  • Examina el linóleo o las baldosas por si tienen rasguños, raspones y cortes y revisa los mostradores en busca de manchas, marcas de quemaduras o astillas.
  • Abre y cierra todas las puertas y cajones del armario. Revisa si hay golpes y abolladuras.

Verficación de dormitorio y sala de estar

  • Enciende y apaga cada interruptor de luz.
  • Prueba el aire acondicionado tanto en la configuración de frío como de calor. Escucha cualquier sonido extraño y nota si hay olores extraños, lo que podría indicar que el filtro debe cambiarse.
  • Abre y cierra las persianas para asegurarte de que funcionan correctamente.
  • Busca grietas y abolladuras en las paredes y los bordes, lo cual podría ser un indicador de daño estructural.
  • Comprueba si hay detalles estéticos, como manchas en la alfombra, pintura despintada, papel tapiz despegado, agujeros de clavos en la pared.
  • Si hay una chimenea, asegúrate de que funcione.

Una vez que tú y tu arrendador hayan completado el recorrido del departamento, aclara los términos del depósito de seguridad, programa cualquier reparación y asegúrate de firmar un documento que detalle la condición acordada de la propiedad.

Esta publicación fue proporcionada por Apartment Guide, un líder en listados de búsqueda de departamentos y en mudanzas, decoración y contenido ecológico. Ya sea que estés viviendo, buscando o mudándote, Apartment Guide te ayudará a orientarte en la dirección correcta.