Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
Consejos para respirar con más facilidad dentro de casa | Blog de Allstate

Revisión de salud en el hogar: cómo respirar con más facilidad mientras se está encerrado

Si durante el invierno pasas mucho tiempo encerrado en casa, quizás no estés respirando suficiente aire fresco. Si sientes que el aire en tu casa no está fresco o que está demasiado seco, aquí te ofrecemos algunas recomendaciones para ayudarte a respirar con un poco más de facilidad durante el… Allstate https://i0.wp.com/blog.allstate.com/wp-content/uploads/2015/02/532056239.jpg?fit=2122%2C1415&ssl=1

Si durante el invierno pasas mucho tiempo encerrado en casa, quizás no estés respirando suficiente aire fresco. Si sientes que el aire en tu casa no está fresco o que está demasiado seco, aquí te ofrecemos algunas recomendaciones para ayudarte a respirar con un poco más de facilidad durante el invierno.

Consigue un humidificador

El aire frío invernal y los sistemas de calefacción de interiores hacen que todo se reseque. La humedad en interiores puede bajar a hasta un 10% durante el invierno,  cuando los niveles ideales son del 30 al 50%, de acuerdo con Consumer Reports*.

Un humidificador puede ayudar a que el aire recupere algo de humedad. Además de reducir la resequedad, la Clínica Mayo* afirma que los humidificadores pueden ayudar a aliviar los senos paranasales secos y los problemas de respiración que se presentan a menudo con los resfriados de invierno.

De acuerdo con Consumer Reports, los humidificadores también pueden ayudar a mejorar la comezón en los ojos, la piel reseca y el dolor de garganta. Consumer Reports también recomienda tomar estas medidas para evitar la acumulación de moho y de gérmenes: enjuagar y desinfectar con frecuencia el depósito del humidificador y cambiarle el agua, así como seguir todas las instrucciones del fabricante.

Utiliza un purificador de aire

Según la Agencia de Protección Ambiental* (EPA, por sus siglas en inglés), los purificadores de aire pueden ayudar a eliminar los contaminantes de interiores, como los contaminantes biológicos y las partículas de humo. Al eliminar esas diminutas partículas de tu casa, según Good Housekeeping*, los purificadores de aire pueden mejorar la calidad del aire dentro de tu casa. La EPA comenta que se pueden encontrar purificadores en diferentes tamaños y formas, incluidos de tamaño pequeño, purificadores de mesa y sistemas integrales para uso en toda la casa. En general, los más pequeños son menos eficaces y no pueden eliminar contaminantes gaseosos del aire, de acuerdo con la EPA.

Actualiza los filtros de aire

Si tienes un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés) o una caldera, lo más probable es que tengan filtro. Una forma sencilla de reducir la exposición a las partículas contaminantes en tu casa es cambiar los filtros de aire* con regularidad.

Según la EPA*, existen filtros de aire con diferentes niveles de eficiencia, y la clasificación según el valor de reporte de eficiencia mínima (MERV, por sus siglas en inglés) nos da a conocer dicha información. La mayoría de los filtros de aire para casas pueden capturar partículas grandes, que incluyen polen, caspa de mascotas, polvo y ácaros, comenta la EPA.

También existen filtros de alta eficiencia llamados filtros de alta eficiencia para las partículas del aire (HEPA, por sus siglas en inglés), pero la EPA señala que en general, no son los ideales para una casa residencial, pues pueden reducir el flujo de aire en los sistemas de calefacción doméstica.

Reduce la contaminación

Si bien los dispositivos como los purificadores de aire y los humidificadores pueden ayudar a mejorar la calidad del aire en tu casa, la  American Lung Association* (ALA) dice que la mejor manera de lograr que se respire con más facilidad es eliminar la fuente de los contaminantes de aire en interiores.

La ALA explica que entre estos se encuentran los contaminantes biológicos (como el moho, el polen, la caspa de las mascotas y las bacterias), el radón, el humo y los contaminantes gaseosos, como el monóxido de carbono. Estas fuentes de contaminación pueden contribuir a diversos problemas de salud, como infecciones, alergias y asma, de acuerdo con la ALA.

Para ayudar a prevenir que los contaminantes del aire invadan tu casa, Good Housekeeping sugiere que:

  • No permitas que se fume dentro de tu casa.
  • Revisa las tuberías y arregla las fugas con regularidad para evitar que la humedad entre a tu casa y produzca moho.
  • No dejes el auto encendido dentro de la cochera.

Para muchas personas, el invierno significa pasar más tiempo en lugares cerrados, pero eso no significa que debas sacrificar el aire fresco. Tomar las medidas necesarias para ayudar a mejorar la calidad del aire dentro de tu casa durante los meses más fríos puede ayudarte a respirar mejor hasta que llegue la primavera.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.